Insectos de los granos almacenados

La presencia de insectos en el grano recolectado causa pérdidas cuantitativas de hasta un 30% y, lo que es más grave, deprecian la calidad del mismo hasta el punto que las partidas infestadas corren el riesgo de ser rechazadas.

El grano es un organismo vivo que no puede permanecer mucho tiempo sin cambiar. Está siempre expuesto al proceso de deterioro y debe ser tratado para mantener sus cualidades intrínsecas el mayor tiempo posible. Los factores que influyen en el deterioro del grano son:

  • Temperatura
  • Humedad
  • Período de almacenaje

 

El desarrollo de microorganismos e insectos, siempre está presente durante el período de almacenaje. Cuanto más grano haya, mayor será el riesgo de infestación. El riesgo es mayor en almacenaje horizontal que en el vertical.

 

Los insectos de los productos almacenados se diferencian entre sí por su dieta, el medio en el que se desarrollan y la duración de sus poblaciones durante el almacenaje del grano, además estos insectos no se encuentran en los cultivos en el campo. La infestación del grano es característica de una sucesión de especies de insectos que se puede dividir en dos clases:

Insectos primarios

Los insectos primarios son los encargados de romper el grano y atacar su interior, bien para alimentarse o bien para colocar dentro sus huevos y así dañan el grano y lo contaminan, suben su temperatura y humedad creando condiciones idóneas para su ataque por

  • los insectos secundarios
  • el moho

 

Normalmente, la fuente de insectos que infestan una nueva partida de grano almacenado proviene de poblaciones de insectos que han infectado grano almacenado con anterioridad.

Estos insectos son:

Gorgojo del trigo (Sitophilus granarius)

Gorgojo del arroz (sitophilus oryzae

Gorgojo del maíz (Sitophilus zeamais

Capuchino de los granos (Rhyzopertha dominica)

Palomilla de los cereales (Sitotroga cerealella)

Palomilla de la harina (Ephestia kuehniella)

 

Insectos secundarios

Estos insectos atacan el grano que ya ha sido dañado físicamente por los insectos primarios, o biológicamente por el moho. Se desarrollan fuera del grano, generalmente en harinas. Estos insectos son:

              Escarabajo “rojo/castaño” de la harina (Tribolium castaneum)

              Escarabajo “confuso/falso” de la harina (Tribolium confusum)

              Carcoma dentada (Oryzaephilus surinamensis)

 

La solución Bayer

K-Obiol® EC25 es un insecticida, en forma de concentrado emulsionable (EC) para aplicación en dilución en agua mediante pulverización. Actúa por contacto e ingestión y su acción es rápida e irreversible. Dependiendo de la dosis utilizada, la duración de la protección de los granos almacenados es de 6 a 12 meses.

K-Obiol® ULV6 es un insecticida que se aplica solo, sin adición de agua por lo que no es necesaria la preparación de mezclas. Actúa por contacto e ingestión y su acción es fulminante e irreversible. Se aplica directamente en cereales y leguminosas contra los insectos de productos almacenados.