Escarabajo

1. Descripción Morfológica

Orden: Coleoptera ("alas en estuche")
Características:
Alas anteriores duras y córneas, que se unen en la línea media del dorso; alas posteriores membranosas, algunas veces ausentes; piezas bucales masticadoras; tórax bien desarrollado; metamorfosis completa con fase de huevo, larva, pupa y adulto.


Carcoma dentada o "Escarabajo del grano"(Oryzaephilus surinamensis)
Familia: Silvanidae.
Insectos estrechos, aplanados, con antenas en forma de maza formadas por 11 segmentos, y tarsos con 5 segmentos.
Características de la especie " Carcoma dentada de los granos" (Oryzaephilus surinamensis)
Adultos de 2,5 a 3,5 mm de longitud; color: marrón oscuro; distancia entre ojo y protórax más de la mitad del diámetro vertical del ojo; 6 dientes a lo largo de cada lado del protórax (de ahí el calificativo "dentada").


Capuchino de los granos o "Pequeño barrenador de los granos" (Rhyzopertha dominica)
Familia: Bostrichidae
Antenas generalmente con menos de 11 segmentos y maza antenal trisegmentada; el protórax cubre más o menos la cabeza, dirigida hacia abajo; las coxas posteriores se tocan.
Características de la especie "Pequeño barrenador de los granos "o "destructor de raíces de la Dominica" (Rhyzopertha dominica)
Adulto de 2,3 a 3,0 mm de longitud: color marrón rojizo oscuro o negro; cuerpo cilíndrico con tubérculos en el protórax, especialmente en el margen anterior; élitros con filas de depresiones bien definidas; tarsos con 5 segmentos.


Escarabajo de la harina (Tribolium confususm)
Familia: Tenebrionidae
Generalmente antenas con 11 segmentos; tarsos delanteros y medios con 5 segmentos, tarsos posteriores con 4 segmentos.



2. Distribución geográfica

Carcoma dentada (Escarabajos del grano)
Como indica su nombre específico, derivado de Surinam, la carcoma dentada de los granos procede probablemente de América del Sur. Hoy en día es una especie cosmopolita.
La especie infesta cereales y una gran variedad de alimentos. Las infestaciones pueden afectar a comercios y almacenes por igual, y los escarabajos suelen aparecer en los alimentos envasados.
Las infestaciones tienen su origen en la presencia de insectos en la estructura de los graneros (incluidos los sacos), en el grano que se transfiere entre establecimientos y en los vehículos utilizados para el transporte. Una cantidad de insectos relativamente pequeña puede provocar infestaciones graves en poco tiempo.
Son insectos activos y pequeños, que se ocultan fácilmente en grietas y ranuras. Al ser resistentes al frío, hibernan sin problemas en los países templados. Su ciclo de vida se completa en de tan solo 20 días, pudiendo producirse botes graves al mes de entrar la cosecha.

Capuchino de los granos (Pequeño barrenador de los granos)
Originario de América del Sur, el pequeño barrenador de los granos es ahora una plaga cosmopolita, sobre todo en países cálidos. Es una especie termófila, especialmente prolífica en lugares con altas temperaturas; no resiste el frío, y el desarrollo es limitado si la temperatura baja de 23 °C. Aparece asociado a una amplia variedad de materias vegetales como, p. ej., trigo, cebada, maíz, arroz, mijo (semillas de dari), sorgo, patatas secas, hierbas secas y galletas. Se han registrado también infestaciones en madera y libros. En Australia y en la India constituye una plaga grave de los granos. Las infestaciones suelen producirse en graneros, bodegas de barcos, molinos de harina y molinos de forraje.

Escarabajo de la harina
Los escarabajos de la harina son cosmopolitas. Dos de las especies más comunes son el escarabajo confuso, frecuente en panaderías y molinos de harina, y el escarabajo rojo. Ambas especies constituyen graves plagas de los derivados de cereales, incluidos granos, harina, papillas de avena y salvado de arroz.
Otros productos susceptibles de ser atacados son las semillas oleaginosas, tortas de aceite, frutos secos, frutas desecadas, especias, chocolate e incluso huesos y otros productos animales. Estos escarabajos no resisten el frío y sobreviven el invierno solamente en ambientes cálidos. Son insectos activos que se refugian si son molestados y, dado su diminuto tamaño, pueden ocultarse en las fisuras más pequeñas. Representan un problema especial en máquinas en que se acumulan cereales y otros restos de alimentos.



3. Relevancia como plaga

Carcoma dentada (Escarabajos del grano)
La carcoma dentada de los granos es una plaga potencialmente importante del cereal almacenado en las granjas. Infesta también derivados de cereales, fruta desecada, cecinas, semillas oleaginosas, frutos secos, arroz e, incluso, medicamentos.
La sola presencia de insectos en los cereales puede provocar su rechazo. Pueden dañar el germen y, si son graves, las infestaciones pueden causar un calentamiento del grano. Los efectos pueden ser aglutinamiento, aparición de mohos y germinación. Como consecuencia, disminuirá la calidad y el peso del cereal.
La cebada para cerveza puede ser rechazada por falta de potencia germinativa, en tanto que el trigo para moler perderá calidad por contaminación y decoloración.
La presencia de insectos en otros alimentos los hará desagradables para el consumo y motivará su rechazo.

Capuchino de los granos (Pequeño barrenador de los granos)
El pequeño barrenador de los granos es una plaga primaria y, como tal, ataca al grano intacto, dejándolo expuesto a los ataques de plagas secundarias. Los adultos y las larvas se alimentan del grano, generando un polvo harinoso, y no dejan prácticamente nada más que cáscaras vacías. Los adultos son activos y pueden infestar grandes cantidades de granos de cereal, mientras que las larvas entran y se desarrollan en los granos.
Las infestaciones del trigo pueden reducir la producción de harina y afectar la calidad de la masa y, además, menoscabar tanto el volumen como las características de la pieza de pan.
Las heces y secreciones de los insectos pueden contaminar las mercancías. En las infestaciones graves del trigo suele apreciarse un olor que recuerda a la miel.


Escarabajo de la harina
Los escarabajos de la harina se consideran generalmente plagas secundarias del grano y, por tanto, agravan los daños causados por las plagas primarias. Si están presentes en grandes cantidades, pueden:
I) propiciar la aparición de mohos en la harina y que esta adquiera un color gris;
II) contaminar la mercancía con secreciones de las glándulas odoríferas.


4. Ciclo de vida

Carcoma dentada (Escarabajos del grano)
La hembra de la carcoma dentada de los granos pone hasta 400 huevos, de forma aislada o en pequeños grupos, a razón de 6 a 10 al día. La puesta tiene lugar en o cerca de una fuente de alimento adecuada; después de 8 a 17 días con una temperatura de 20 a 23 °C, salen de los huevos unas larvas aplanadas de aproximadamente 0,9 mm de longitud. Tienen color blanco amarillento con manchas marrones y cabeza también marrón. Muestran las características típicas de una larva de coleóptero: cabeza bien desarrollada, piezas bucales masticadoras y 3 pares de patas en los segmentos torácicos. Las larvas son activas y se alimentan de granos dañados, de manera que pueden considerarse plagas secundarias de los cereales. La fase larval dura de 4 a 7 semanas, durante las cuales la larva muda entre 2 y 5 veces, hasta alcanzar una longitud de 3 mm. Llegado el momento, construyen una celda de partículas de alimento y otros restos en la que se empupan, para emerger como adultos pasadas de 1 a 3 semanas.
Después de emerger, los escarabajos adultos viven entre 6 y 10 meses, y se reproducen a temperaturas del orden de 17,5 a 40 °C. A 20 °C completan su ciclo vital en 12 a 15 semanas, mientras que entre 32 y 35 °C este dura solo 20 días.

Capuchino de los granos (Pequeño barrenador de los granos)
A lo largo de aproximadamente 3 semanas, la hembra pone de 300 a 500 huevos, aislados o en grupos de 2 a 30, a menudo fijándolos a los granos. Dependiendo de la temperatura, estos huevos eclosionan tras 7 a 18 días; las larvas tienen la cabeza de color marrón y patas relativamente pequeñas. Perforan los granos, en cuyo interior se alimentarán y desarrollarán hasta adquirir un cuerpo carnoso con forma de C característico. Pasan por 5 mudas antes de empuparse en el grano. La fase de pupa dura aproximadamente 1 mes, y el ciclo total de 24 a 133 días, según la temperatura. Con 26 °C y 70% de HR (14% de contenido de humedad en la mercancía) el ciclo vital dura 45 días. Los adultos pueden vivir 10 meses.

Escarabajo de la harina
Ponen hasta 450 huevos, uno a uno, a razón de 2 a 10 por día, según la temperatura. Los huevos son blancos y pegajosos y se recubren rápidamente de partículas de alimento y otros residuos. Entre 22 y 27 °C, eclosionan en 6 a 14 días. Las larvas son blancas con matices amarillos, y mudan de 5 a 11 veces antes de alcanzar una longitud máxima de 5 mm.
El proceso dura entre 3 y 9 semanas. Las pupas, desnudas, se forman en el mismo material alimentario que las larvas. Inicialmente son blancas, pero oscurecen gradualmente hasta la emergencia del adulto, al cabo de 9 a 17 días. Los adultos se alimentan del mismo material que las larvas y viven de 15 a 20 meses. Pueden producir 5 generaciones al año.



5. Medidas de control

Evaluación de las infestaciones
Existen diferentes técnicas de trampeo para medir las infestaciones de escarabajos en los productos almacenados; por ejemplo, trampas de intercepción, bolsas con cebos, trampas para la observación de insectos y trampas adhesivas.
Sea cual sea el sistema que se utilice, debe observarse el oportuno protocolo.

Higiene/gestión
Los almacenes se construirán de forma racional, para garantizar el mantenimiento de las condiciones de almacenamiento correctas y facilitar las tareas de limpieza. Han de estar aislados, bien ventilados y diseñados a prueba de humedades. Las grietas y ranuras que puedan ofrecer cobijo a los escarabajos deben reducirse al mínimo.
Los productos de consumo deben almacenarse sobre palets a suficiente distancia del suelo, lejos de las paredes y evitando tocar el techo. Un espacio entre las pilas favorecerá la ventilación, los controles periódicos, la limpieza y, si es preciso, el tratamiento con insecticidas. Es importante una rotación adecuada de las existencias y, si es posible, transportar la mercancía en un solo sentido a través de las instalaciones. Una elección racional del embalaje puede ayudar a repeler el ataque de los insectos. En general, es preferible utilizar materiales gruesos y resistentes con un acabado liso y brillante. Los envases deberán ser fuertes y herméticos.
Es crucial asegurarse de que no haya restos de alimentos (productos almacenados o fuentes secundarias, p. ej., nidos de aves) en los que los escarabajos puedan criar y desarrollarse e infestar nuevos materiales. Los productos infestados han de destruirse o fumigarse. En los almacenes es preciso velar por una limpieza escrupulosa; los de las granjas se limpiarán a fondo antes de la cosecha.
Todo el cereal descargado en el almacén debe secarse hasta que tenga un contenido de humedad y una temperatura adecuados, p. ej., < 15% humedad y < 15 °C, y mantenerse en este estado.

Control mediante insecticidas
Si se aplican insecticidas, los esfuerzos se concentrarán en los posibles cobijos de los insectos en la estructura de los almacenes. Una alternativa adecuada es utilizar protectores de granos.

Productos recomendados

Insecticida

Coopex® Pintura Inesfly

Líquido microencapsulado en pintura

Insecticida de uso ambiental e industria alimentaria...

Ver producto
Insecticida

Aquapy®

Líquido en suspensión

Insecticida natural de uso ambiental e industria...

Ver producto

Otras plagas

Polilla

La palabra polilla designa primariamente en castellano a...

Ver plaga