Hormiga Negra

1. Descripción Morfológica

Hormiga negra común (Lasius niger):
Obreras de 3,4 a 5 mm de longitud, reinas de 15 mm de longitud; color: pardo oscuro a negro las obreras, pardo las reinas; cintura de un solo segmento.

Antenas acodadas; piezas bucales masticadoras; dos pares de alas membranosas (si existen), las anteriores unidas a las posteriores mediante ganchos; abdomen estrechado en la base, que semeja una cintura, con nodos o escamas características; metamorfosis completa, con fase de huevo, larva, pupa y adulto; sistema social complejo.

2. Distribución Geográfica

Hormiga negra común (Lasius niger):

En Gran Bretaña son comparativamente pocas las especies autóctonas que anidan en el exterior y que entran asiduamente en las casas. Una de estas especies es la hormiga negra común (Lasius niger), un insecto activo que anida en el exterior, en la hierba, y en paredes y debajo de pavimentos. Recorre largas distancias en busca de alimento, que es la razón de que entre en las viviendas.

3. Relevancia como plaga

Hormiga negra común (Lasius niger):


Las obreras en busca de alimento constituyen una molestia porque en su búsqueda recorren largas distancias a lo largo de rutas bien definidas y se agrupan en torno a la fuente de alimento. Prefieren alimentos dulces.
Sus excavaciones alrededor de las raíces de las plantas de jardín desecan excesivamente el suelo. Además crían pulgones (otra plaga) para obtener las secreciones azucaradas de ligamaza que producen estos áfidos. Por otra parte, son beneficiosas como depredadores de otros insectos y carroñeros en general. Resulta obvio que son desagradables a la vista y que pueden dañar los alimentos destinados al consumo humano.

4. Ciclo de vida

Hormiga negra común (Lasius niger):

Los hábitos gregarios de las hormigas han propiciado el desarrollo de un sistema de castas en el que los individuos desempeñan tareas especializadas en el seno de la comunidad, a saber: obreras (hembras estériles), machos fértiles y reinas (hembras fértiles).
Las hormigas obreras construyen y amplían el nido, cuidan de las formas larvales y van en busca de alimento, hecho que las convierte en plaga. Las reinas no realizan ninguna de estas tareas y casi nunca abandonan el nido. El apareamiento entre los individuos sexuados tiene lugar en pleno vuelo. Estos espectaculares enjambres se componen de grandes cantidades de hormigas. El propio enjambre no conserva su estructura más de 2 ó 3 horas.
Los machos mueren después de aparearse, pero las hembras pierden las alas y excavan en el suelo una cavidad en la que hibernarán.

La puesta de los huevos tiene lugar a finales de otoño; las larvas, ápodas y blancas, eclosionan de 3 a 4 semanas más tarde y se alimentan con las secreciones de las glándulas salivales de la reina hasta completar su desarrollo, momento en que se empupan y forman los conocidos "huevos de hormiga". De estas pupas emerge la primera generación de hormigas obreras, que se encargan de la búsqueda de alimento y de cuidar a las generaciones siguientes. Las formas sexuales nacen más adelante. El ciclo tarda aproximadamente 2 meses en completarse; un nido puede durar varios años si las condiciones son favorables.

5. Medidas de control

Hormiga negra común (Lasius niger):

a) Higiene/gestión

Aunque a menudo son inaccesibles y difíciles de destruir, es necesario erradicar los nidos de hormigas si se quieren controlar con éxito las infestaciones.
Los nidos de la hormiga negra común se localizan rastreando sus rutas. Es preciso identificar y proteger de los ataques las posibles fuentes de alimento.


b) Control mediante insecticidas

Los tratamientos a base de insecticidas pueden aplicarse dentro y alrededor del nido, teniendo la precaución de dejar una película residual de insecticida en puntos estratégicos como, por ejemplo, entradas a los edificios (puertas, ventanas, ventiladores, conductos y desagües). El tratamiento con la preparación ha de realizarse respetando las instrucciones de la etiqueta y ha de incluir las juntas de paredes y ventanas, las rutas de las hormigas
y los demás refugios. Conviene prestar especial atención a grietas pequeñas e insignificantes, que pueden ser los puntos de entrada principales de las hormigas. En los puntos de entrada pueden colocarse también cebos insecticidas.

Una vez identificado el alcance de la infestación, se aplica el cebo insecticida. Se recomienda colocar inicialmente el cebo fuera de la zona infestada y avanzar hacia el interior hasta cubrir toda la extensión. Debe prestarse atención para no pasar por alto bolsas de infestación durante el tratamiento. El éxito del tratamiento puede determinarse en sucesivos estudios.

Productos recomendados

Insecticida

Maxforce® Quantum

Cebo en gel

Insecticida en gel de uso ambiental (interior) e industria...

Ver producto
Insecticida

Ficam® D

Polvo para espolvoreo

Insecticida en polvo de uso ambiental sin plazo de...

Ver producto

Otras plagas

Hormiga Argentina

Esta hormiga, notablemente perjudicial, es una plaga tanto...

Ver plaga

Hormiga Faraón

Las hormigas faraón son insectos sociales que viven en...

Ver plaga

Hormiga

De todos los insectos que infestan los edificios, las...

Ver plaga